Pescado a la parrilla

Fantástico pescado a la parrilla que previamente vamos a marinar, para que los resultados sean aún más jugosos y sabrosos. ¡No te pierdas esta receta!

Receta de pescado a la parrilla

Ingredientes para preparar pescado a la parrilla

  • 4 lomos de pescado
  • 1/2 limón
  • Perejil
  • 2 dientes de ajo
  • Comino molido
  • Orégano
  • Pimienta
  • Alcaparras
  • 1/4 de pimiento rojo
  • Aceite de oliva
  • Sal

¿Cómo preparar pescado a la parrilla?

  • Comenzamos el pescado a la parrilla por exprimir el limón y por rallar su piel. En un tazón pequeño echamos el zumo, un chorro de aceite, el ajo picadito, y un poquito de: perejil, orégano, pimienta y comino. Batimos, colocamos el pescado en una fuente, le echamos sal, y lo regamos con la marinada que acabamos de preparar. Removemos bien las piezas para que se impregnen por todos lados, e introducimos la fuente en el frigorífico durante 30 minutos.
  • Mientras, en un bol mezclamos el resto de ingredientes de este plato de pescado a la parrilla, es decir, la ralladura de limón, las alcaparras y el pimiento picadito.
  • Transcurrido el tiempo de maceración, untamos de aceite las rejillas de la parrilla (si no tenemos parrilla, también lo podríamos hacer en una plancha) y, cuando esté caliente, echamos el pescado. Dejamos que coja color por ambos lados y lo sacamos.
  • Servimos el pescado con lo que tenemos en un bol, y ya podremos disfrutar de este plato de pescado a la parrilla.
  • Foto orientativa: Gloria Cabada-Leman
Nota del autor:

Otra opción a la hora de cocinar este pescado es hacerlo igualmente a la parrila, pero en lugar de ponerlo directamente sobre las rejillas, lo hacemos envuelto en papel de aluminio, a modo de papillote. Me explico :) Una vez tengamos el pescado macerado, colocamos un buen trozo de papal de aluminio en la encimera, en el centro, colocamos las piezas de pescado, ponemos la marinada encima y cerramos bien a modo de paquetito para que no se escapen los jugos.
Ponemos el paquetito sobre las rejillas de la parrilla y dejamos unos minutos antes de girar el paquetito para que se cocine por el otro lado igual.

Una vez listo, abrimos con cuidado el papillote, servimos, regamos con el resto de los ingredientes que tenemos en el bol (igual que explico en la receta) ¡y listo! Además de ser una forma más limpia de cocinar (¡no manchas nada!) queda mucho más jugoso, pues no se pierde ningún jugo.